Ojodegatoenlaniebla's Blog

Una luz en medio de la neblina, orientado a clarificar temas biopolíticos y de cultura, sociedad y religión

Origen etimológico y evolución del término “laico”: ideas para el debate sobre el Estado Laico en Costa Rica

en abril 6, 2013

image

Desde hace unos pocos años se debate en Costa Rica si el Estado debería ser o no laico. El hecho de que, según algunas encuestas cada vez más católicos prefieran que el Estado sea laico y no confesional no significa que prefieran que el Estado sea arreligioso o laicista. De hecho el documento Dignitatis Humanae del Concilio Vaticano II explica la fundamentación de las relaciones entre Iglesia y Estado en la libertad religiosa y no necesariamente en la confesionalidad. O sea que un católico puede ser tan buen católico estando de acuerdo con que el estado siga siendo confesional, como si prefiriera que el estado no lo fuera.

Celebrar que más católicos prefieran la no confesionalidad del Estado como si fuera una señal de alejamiento de la fe sería quedarse lo superficial. De hecho muy en consonancia con la Dignitatus Humanae sería el lograr que la sociedad realmente sea cristiana aunque el Estado no lo sea. No tiene porqué serlo.

A continuación se abordará el término “laico” desde el punto de vista etimológico.

Esta palabra proviene del griego laós, que significa pueblo. No olvidemos que los griegos tienen otro vocablo, casi sinónimo: dêmos.

Según el filósofo por la Universidad de Sevilla Javier Alvarez Perea, de quién proviene este primer análisis etimológico: “si al griego laós se le añade ikos quedaría el término laico que designa, dentro de un pueblo, en el sentido de conjunto de personas, a aquellos que son de una categoría distinta a la de los jefes. Es decir, a los que no están dentro de la estructura de poder; lo que actualmente podríamos designar de una manera amplia como ciudadano”.

En cuanto al término dêmos, éste vendría referido a los sujetos con capacidad de participación política. En este sentido, la “democracia” griega, no es poder del pueblo, sino de sólo aquellos sectores que tienen el “poder” de participar.

Según Peña-Ruiz, autor del libro La emancipación laica. Filosofía de la laicidad: “laico es, pues, el sujeto del pueblo que no es distinguido por ninguna misión, por ningún privilegio, por ningún poder sobre el prójimo”, tanto en los ámbitos civil como religioso.

Con la irrupción del cristianismo en el mundo romano, la Iglesia Católica fue configurando su estructura, conforme a las responsabilidades que sus miembros asumen. Así, de acuerdo con Javier Alvarez “los laicos pasarían a ser aquellos que no son parte de la jerarquía eclesiástica formada por sacerdotes.” Pero no por ello laico es un término contrario a religioso en el sentido teológico, filosófico ni organizativo.

Dentro de la comprensión en la Iglesia y conforme pasaron los siglos, el término siguió siendo utilizado en el mismo sentido, para designar al conjunto de fieles de la Iglesia que se distinguen de la jerarquía en sus deberes y funciones. Prácticamente desde el siglo I hasta nuestros días, en el ámbito de la cultura católica el término ha permanecido casi inalterado. Con el Concilio Vaticano II vendrá toda una teología del laicado enriqueciendo la misión que le es propia: iluminar y organizar todos los asuntos temporales según el espíritu de Cristo.

Es en el sigloXIX donde comienza a usarse el término “laico” de un modo diferente por parte de aquellos que comienzan a mirar la fe como algo mitológico. Para ellos significará lo opuesto a creyente. Laico llegará a ser para algunos aquello que no está imbuido por el espíritu religioso y que relega a Dios al ámbito de lo privado, lo saca de lo público, lo califica como algo propio del sentimiento y lo considera extraño a la razón.

Por eso es tan importante en el debate sobre cómo debe ser el Estado, al utilizarse la palabra “laico”, cerciorarse de la acepción que se está utilizando. No es unívoco, o sea, que admite varias interpretaciones o definiciones. Para un católico un Estado Laico podría ser aquel que separa adecuadamente lo que es del César y lo que es de Dios pero, lejos de ser excluyente de uno u otro, busca tener relaciones de cooperación, buscando el bien de la sociedad en su conjunto.

En alguno de los posts subsiguientes, se abordarán algunas ideas sobre la “laicidad” y el “laicismo”.

About these ads

One response to “Origen etimológico y evolución del término “laico”: ideas para el debate sobre el Estado Laico en Costa Rica

  1. [...] 2013 « Boff habla en la entrevista de La Nación como si se hubiera equivocado de Papa Origen etimológico y evolución del término “laico”: ideas para el debate sobre el Estado Laic… » ABR3 POR OJODEGATOENLANIEBLA EN ABRIL 3, [...]

Los comentarios están cerrados.
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 175 seguidores

%d personas les gusta esto: